UTMB® – CCC® 2016

UTMB® – CCC® 2016
Courmayeur-Champex-Chamonix
Los Alpes (Italia, Suiza, Francia)
2016-08-26
Distancia: 101 km.
Desnivel positivo: 6100 m aprox.
Tiempo: Retirado tras 56 km, 10h15′ y +3600 m.

El pasado viernes día 16 de agosto participaba, por primera vez y junto a mis compañeros José Antonio y Vicente, en la CCC®, una de las tres pruebas de ultradistancia dentro del programa de eventos de UTMB®. Carrera en plena naturaleza que comparte en gran parte la senda internacional de Gran Caminata de la Vuelta del Mont Blanc (GR TMB). Prueba de montaña, que contiene numerosos tramos en altitud (> 2500m), en condiciones climáticas que pueden ser muy difíciles (por la noche, viento, frío, lluvia o nieve), y que requiere un perfecto entrenamiento, así como un material adaptado y una verdadera capacidad de autonomía personal. La CCC® ha pasado del estatus de “hermanita de la UTMB®” al de una carrera única en su género y entre las más prestigiosas del mundo. La salida en el centro de Courmayeur se lleva a cabo en un ambiente que solo los italianos son capaces de ofrecer, y es al mismo tiempo un momento único de emoción al sonido de la música de Vangelis. Los primeros kilómetros, sobre un trayecto original diferente del UTMB®, conducen rápidamente a casi 2600 m de altitud a una de las vistas más excepcionales que se pueda imaginar, frente al Mont Blanc y a las Grandes Jorasses. El pasaje al Grand col Ferret (2537m) nos muestra la entrada de la carrera en Suiza, dónde se disfruta de la incomparable acogida de los voluntarios de La Fouly, de Champex y de Trient. Ya en Francia, pero cerca de Suiza, se recrea con el maravilloso pasaje de Vallorcine, antes de descubrir, al final de una última y difícil subida, el Valle de Cheserys, un verdadero paraíso con una vista suntuosa sobre el macizo del Mont Blanc. Y entonces por fin, es el momento de acercarse al arco de llegada en el centro de Chamonix.

CCC® 1, Adrián 0.

Esta vez, no pudo ser. Después de 56km, más de 10h corriendo y casi +3600 m positivos, mi aventura en la CCC® acabó en retirada en el avituallamiento de Champex.

Fueron un cúmulo de problemas físicos y de ánimo los que me hicieron tomar la decisión más razonable y conservadora, por lo menos la que así me pareció en ese momento. No era el día, y con más de otro maratón por delante (45 km), y de noche, la cabeza dijo basta, casi a la vez que las piernas.

Hasta ese momento, había compartido carrera con Vicente, compañero de Club. Él sí acabó en poco más de 21h de carrera, muy merecidamente y no sin esfuerzo.

Previamente, la salida se había dado a las 09:00 am en Courmayeur, con 15′ de retraso para nosotros y los corredores que fuimos ubicados en el segundo cajón. Por delante, como auténticas motos, los élite ya habían comenzado su carrera. El día había amanecido con cielo completamente despejado y, de nuevo, muy caluroso, como toda la semana. Durante todo el día, estaríamos corriendo con temperaturas por encima de los 30C a alturas de hasta casi 2600 msnm, donde el efecto del calor se multiplica, así que el riesgo de deshidratación era muy alto.

DCIM100GOPROGOPR0480.

Salida CCC 2016, desde Courmayeur

Tras un comienzo a buen ritmo por las calles de Courmayeur, adelantando corredores tras darse la salida, y tomando una carretera alpina de subida con fuerte pendiente, nos adentramos en una senda que, atravesando primero bosque y después un paisaje de pradera alpina, nos llevaría directos hasta la primera cima del día, la Tête de la Tronche (2581 msnm). Fueron en total 10 km de ascensión sin descanso desde la salida, en los que superamos los 1400 metros de desnivel positivo y que, sin duda, sirvieron de primera criba y para dar aviso a las piernas de que el día se presentaba complicado.

Desde ahí, y tras avituallar lo mejor posible con el ánimo todavía alto, caímos por una fuerte bajada hasta el Refugio de Bertone (1992 msnm) primero y, después, nos dirigimos por un terreno de falso llano, con continuas subidas y bajadas por una ladera con impresionantes vistas de la vertiente sur del Mont Blanc, hacia el refugio de Bonatti (2015 msnm). De agradecer la abundante presencia de senderistas y espectadores españoles, que no dejaron de animar a nuestro paso, a veces coreando nuestro nombre, y otras, simplemente con unas palabras en español que sin duda levantaban el espíritu. El calor apretaba, y completábamos el primer tercio de carrera.

Refuge Bonatti 01

El macizo del Mont Blanc desde su vertiente italiana

UTMB OFFICIAL

En plena ascensión hacia el Refugio de Bonatti

A partir de aquí, el cuerpo empezó a dar signos de flaqueza cuando ni siquiera habíamos todavía comenzado la subida al Grand col Ferret. Lesiones mal curadas de tobillo y psoas se convertían en un continuo recuerdo de lo frágil que es el cuerpo humano. Mientras subíamos, conseguía lidiar con el dolor, pero fue durante la bajada hasta La Fouly cuando esta recaída de viejas lesiones se hizo más evidente. No quiero que sirva de excusa, porque correr 100 km duele, y mucho, pero no es lo mismo negociar con un problema que un cúmulo de ellos, y este día no tuve la suficiente fuerza mental para evadirme del plano físico, o quizás simplemente tuve un extra de uso de razón. Sea como sea, en parte, estos hechos (junto con otros de corte médico) motivaron mi retirada, magullado físcamente pero derrotado sobre todo mentalmente.

DCIM100GOPROGOPR0487.

Vicen, de camino al Grand col Ferret

 

Todavía en carrera, para las 19:30 de la tarde, Vicente y yo llegábamos a Champex (mitad de la tercera ascensión del día), donde yo me quedaría solo tratando de recuperar. Tras casi 1h30′ de parada técnica, el cuerpo no daba síntomas de recuperación y era evidente que lo mejor era prevenir males mayores y dejarlo. La decepción era mayúscula, y las dudas sobre si había tomado la decisión correcta solo crecían al ver que, una vez llegado a Chamonix y bajarme del autobús, podía incluso trotar casi sin molestias donde hasta hacía solo un par de horas tenía dolores muy intensos. Nadie quiere retirarse, y menos por primera vez, en la carrera que estaba señalada en rojo en el calendario desde hacía tanto tiempo, pero en el mundo de las carreras de ultradistancia por montaña, rara vez los objetivos se cumplen exactamente como están previstos, aún llegando a la línea de meta.

Al final, hay que intentar sacar una lectura positiva de esta experiencia. Sobre todo por la semana que hemos pasado en Chamonix, con inmejorable compañía. Aunque no cumpliera el objetivo principal, han sido unos días sin parar de aprender, empaparme de todo lo que ofrece un mega evento como es la semana UTMB® y disfrutar de los Alpes y sus montañas. Un lugar mágico al que sin duda volveremos, pero todo a su debido tiempo. Ahora es tiempo de reflexionar (y mucho), antes de marcar nuevos objetivos.

DCIM100GOPROGOPR0745.

Protagonista de la semana UTMB: Mont Blanc (4809 msnm) desde Aguille du Midi

Por último, gracias a Maria por tratar de animarme cuando había parado en Champex y por su apoyo incondicional aún (esta vez) en la distancia. Y a mi familia.

Gracias a Vicen, por haber compartido tantos kms conmigo.

Gracias a Rober, José Antonio, César y Mónica, por haber hecho de este viaje una experiencia única.

Anuncios

Un comentario en “UTMB® – CCC® 2016

  1. Pingback: UTMB® – ULTRA TRAIL DE MONT BLANC – Trail Villena

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s